¿Quienes somos? Bueno, es realmente difícil decirlo con exactitud, incluso por nosotros mismos. Sé lo que no somos. Pero eso también es muy largo para poner acá.

Somos una familia, común y corriente, pero demasiado afortunada. Tan afortunados somos que fuimos premiados con un hijo biológico el cual estoy totalmente seguro se escapó de los cielos cuando alguien se descuidó allá arriba. Por si fuera poco, no hemos acabado de contar nuestras fortunas y nos llega otra desde Colombia: una niña preciosa de casi dos años de edad, quien aparte de endulzarnos la vida, y compartir nuestras aventuras muy seguramente vendrá a disputarse el puesto con Samuel del más colaborador, juicioso y ordenado… (si claro… como no)

Who we are? Well, it’s not that easy to put it into words, even by ourselves. I know what we’re not but that as well is too long to write it here.

We’re regular folks, a normal family. Only we’re extremely blessed to the point that we were rewarded with a biological son who I’m sure escaped from heavens when someone’s attention strayed. And if that wasn’t enough, we’re not through counting our blessings when a beautiful 2 year old girl befalls from Colombia who aside of brighten up our life and share our adventures she’ll surely compete with Samuel for the first place of being the most helpful, dedicated and organized at home… (yeah right.)